3 primeros pasos para llevar a cabo un proyecto - Blogs UNINI MX

3 primeros pasos para llevar a cabo un proyecto

proyecto1

Entre los pasos más importantes de un proyecto se encuentra la etapa inicial y de investigación, que requiere tiempo, compromiso y esfuerzo.

A la hora de comprender cómo desarrollar un proyecto, primero debemos entender qué es un proyecto. Es un conjunto de tareas interrelacionadas para lograr un objetivo fijado en unos requisitos determinados. Esto suele estar representado  en el cronograma de actividades en línea.

El proyecto es único, tiene una duración, una fecha y un grupo de trabajo únicamente para su ejecución. Es la base de lo que lo separa del proceso. Un determinado proyecto está destinado a obtener algo único. Por lo tanto, la planificación de proyectos es difícil porque tenemos que hacer muchas actividades interrelacionadas.

Para ello seguiremos la metodología de diseño más popular de las empresas más competitivas de la actualidad. Estos pasos nos ayudan a  hacer el proyecto de la manera más fácil, pero también de la manera más completa y fácil y cómo seguir el proyecto.

Eso sí, cada industria requiere requisitos específicos. No es lo mismo un proyecto de arquitectura que un nuevo software. Sin embargo, hay ciertas etapas en el desarrollo del proyecto que son comunes a cualquier tipología.

Paso 1: Establecer el objetivo del proyecto

Determinar la necesidad de desarrollo del proyecto. En esta fase inicial, definimos objetivos generales y específicos. Deben ser claros y precisos. Y es que debemos saber desde el principio qué nos motiva a empezar a planificar, gestionar y ejecutar un proyecto, por complejo que sea.

Puede ocurrir que durante el desarrollo de un proyecto se retoquen tantas cosas que parezca que hemos cambiado por completo el objetivo original. Pero ese no es el caso. Por ejemplo, cuando desarrollamos un nuevo software, solo tenemos información sobre el primer bloque de desarrollo, porque usamos mayoritariamente la metodología Scrum.

Por lo tanto, no sabemos hacia dónde irá el proyecto. Sin embargo, siempre recordamos que el producto que desarrollamos satisface las necesidades básicas de nuestros usuarios. Ese es el punto de partida, así que establece un objetivo claro, sencillo e inequívoco.

Paso 2: Recoger los datos para la investigación

Primera toma de datos. Una vez que conocemos la misión del proyecto, es hora de recopilar toda la información posible en esta etapa inicial. La planificación inicial del proyecto debe comenzar lo antes posible.

En la reunión de arranque, también conocida como kick-off, el equipo se reúne para explicar los primeros puntos  generales de su trabajo para las próximas semanas.

Sin embargo, también es muy útil para obtener nuevas líneas de investigación. Esto quiere decir que surgirán dudas, y cuantas más sin respuesta, mejor. ¿No es mejor preguntar antes de que haya una reacción negativa sin respuesta? De esta manera podemos desarrollar un proyecto más eficiente con una mejor toma de decisiones.

Paso 3: Metodología de proyecto ágil, predictiva o combinada

¿Qué proyecto estamos desarrollando? La etapa de recolección de datos es el momento en el que tenemos que elegir el método adecuado para nuestro proyecto.

Se utilizan métodos de pronóstico o predicción, cuyo propósito es conocer lo más rápido posible los próximos pasos del proyecto. Nos ayudan a saber dónde están los cuellos de botella, los plazos de ejecución de las actividades y la ruta crítica que debemos seguir para completar el proyecto en el tiempo marcado por nuestra planificación de previsión. Esto quiere decir que nos ayudan a priorizar las actividades que pueden tener mayor impacto en el avance del proyecto.

También contamos con métodos ágiles, diseñados para hacer frente a contratiempos y cambios de última hora. Es importante desarrollar proyectos con alta incertidumbre. Como en el mundo del software, donde la información suele llegar de forma paulatina y se entrega en bloques. El desarrollo de este producto o servicio requiere evaluaciones continuas.

Afortunadamente, recientemente hemos podido usar herramientas de gestión de proyectos productivos basadas en la web como Sinnaps, que, gracias a las técnicas PERT y CPM, son capaces de simplificar y combinar ambos métodos al mismo tiempo. Utilizando la proactividad y agilidad, siendo capaz de adaptar los proyectos a las necesidades actuales del mercado.

Gracias al uso de metodologías combinadas en el desarrollo del proyecto, el resultado es mucho más efectivo y dirigido a las necesidades reales del cliente. Porque el objetivo es hacer planes que verdaderamente reflejen la realidad de lo que queremos, buscamos y deseamos.

En este sentido, cabe destacar que la Universidad Internacional Iberoamericana (UNINI México) imparte la Maestría en Proyectos de Cooperación Internacional y la Maestría en Diseño, Gestión y Dirección de Proyectos.

Fuente: ¿Cómo hacer un proyecto?

Foto: Todos los derechos reservados.

 

Colaboradores