Cuatro tendencias de consumo originadas por la crisis sanitaria

Cuatro tendencias de consumo originadas por la crisis sanitaria

uninimx-tendencias-consumo

La ansiedad derivada de la falta de control y de confianza, el aumento de la compra online, el incremento de la precaución y la pérdida de la inocencia son los cuatro grandes cambios que afectarán al consumo.

Gerard Costa, que ejerce de profesor en el departamento de Dirección de Marketing de ESADE, detalla para la web Cepymenews cómo la crisis sanitaria ha modificado las rutinas de consumo, y seguirá haciéndolo en el futuro.

La ansiedad generada por la falta de control y de confianza es uno de los rasgos vinculados al consumidor en la etapa de confinamiento. El profesor describe este perfil como “super ahorrador” y añade que “lo más importante de su vida será lo que acaba de pasar y marcará todo lo que haga a partir de ahora”.

Otro aspecto que está a punto de cambiar en el futuro, y que, tras el periodo de confinamiento es probable que suceda, es el incremento de la compra online. “Cada vez más consumidores se preguntarán por qué ir a las tiendas físicas y no comprar online, y muchos mayores de 36 años o habitantes de poblaciones medianas se pasarán a él”.

Nuevas dinámicas

En torno a los servicios online ya han surgido iniciativas que restringen el contacto entre personas, como es el caso del shop streaming (simulación de compra en tienda), el home delivery (entrega a domicilio) o también el dark kitchen (cocinas industriales).

“En paralelo, las tiendas físicas que se mantengan, buscarán ser espacios más sanos, serán tiendas clean air (aire limpio)”, indica Costa.

Consecuencias en el mercado

Una tercera tendencia hace hincapié en el aumento de la precaución de algunos clientes, que solamente se fiarán de algunas marcas, aquellas que les ofrecen mayor seguridad. El cliente debe sentir que tiene el control de lo que compra y las compañías deben responder a esa necesidad y “estar presentes en los medios masivos recordando lo que el consumidor ha vivido y posicionándose como su mayor apoyo”.

Finalmente, Costa advierte de que la última tendencia, la pérdida de la inocencia, será una de las más graves, y que conlleva a una gran desigualdad social. Para ello, las empresas deben averiguar a qué segmento dirigirse.

“A partir de ahora, el 45% de la población va a ser muy vulnerable, va a dejar de consumir y a dejar de pagar alquileres; otro 35% será optimista, se le podrá animar a la compra con distintas propuestas; un 10%, los más jóvenes, vivirán al día, y solo otro 10%, serán los que se mantendrán ‘confortables’ como han hecho hasta ahora”, concluye Costa.

La Universidad Internacional Iberoamericana (UNINI México) imparte la Maestría en Dirección Estratégica en Marketing en la que los estudiantes conocen el ámbito empresarial y mercadológico.

Fuente: “El consumidor necesita recuperar el control, solo confiará en aquellas marcas que le den seguridad”.

Foto: Todos los derechos reservados.