Motivos ecológicos cambian políticas o costumbres empresariales

Motivos ecológicos cambian políticas o costumbres empresariales

Ecologico

Corriente empresarial ecológica busca reducir impactos negativos al ambiente

Los cambios a favor de la ecología, cada vez son más frecuentes. Por ejemplo, las compañías toman medidas encaminadas a reducir su impacto en el medio ambiente. Cambios que a simple vista parecieran ser minúsculos implican un gran cambio para las empresas.

La creciente responsabilidad empresarial para contrarrestar los efectos del cambio climático ha logrado dar paso a iniciativas. Con el objetivo de lograr un futuro donde sea posible el desarrollo sostenible del planeta. El cambio climático es uno de los principales retos que afronta la sociedad y paulatinamente se vuelve primordial en las políticas y estrategias tanto del sector público como del privado.

De esta manera, cada vez son más las compañías que trabajan para adaptar modo de operar en el mercado que afecte menos al medio ambiente. Entre varios proyectos que han tomado fuerza en los últimos años existe una propuesta interesante. Esta no parece perjudicar en gran medida a las grandes empresas y permitiría un notable cambio, la economía circular.

¿En qué consiste la economía circular?

El modelo de economía circular es uno de los objetivos estratégicos que más se ha implementado. Este implica el uso de nuevos materiales más sostenibles para la fabricación de los materiales necesarios para la venta de productos, tanto lo que el consumidor ve como los materiales de uso logístico. Esto significa que, a través de un proceso circular, varias empresas han planificado reciclar muchos de los materiales que utilizan. Esto lo logran al recolectar los desechables que producen día a día y crear con ellos materiales distintos que puedan seguir utilizando.

De igual manera ha tenido mucho éxito la implantación de bolsas de tipo compostable, las cuales  en su mayoría son construidas con el proceso circular antes mencionado. Un cambio de esta magnitud en toda la red comercial de una empresa no es fácil, aun menos se buscan productos de calidad como las bolsas biocompostables. Por tanto, los materiales 100 % biodegradables conllevan un arduo trabajo y compromiso. Gracias al “Residuo Cero”, son capaces de la recuperación del 100 % del material mediante su reutilización.

La empresa Vegalsa-Eroki, una de las varias en realizar estos cambios en su producción interna. La empresa ha estimado que “Con las bolsas biocompostables pueden reducir 150 toneladas de plástico al año y 500 toneladas de CO2, que son las que suponen su fabricación. Las bolsas compostables son desechadas, se degradan biológicamente sin dejar residuos tóxicos visibles o distinguibles, convirtiéndose en compost, en abono orgánico”.

Para formar profesionales aptos para combatir estos problemas ambientales, la Universidad Internacional Iberoamericana (UNINI México) imparte la Maestría en Ingeniería y Tecnología Ambiental y la Especialidad en Consultoría Ambiental.

Fuente: La sostenibilidad, pieza clave en el presente y futuro de las empresas

Foto: Todos los derechos reservados.