Agricultura climáticamente inteligente para reducir el hambre

Agricultura climáticamente inteligente para reducir el hambre

uninimex-agricultura-inteligente

Varios estudios han demostrado los efectos del cambio climático en el ecosistema, la salud pública y la economía de muchos países. 

Entre los diversos factores que contribuyen al cambio climático, la agricultura es responsable del 11% de las emisiones antropogénicas. La proyección para los próximos años tampoco es positiva. Se estima que aproximadamente mil millones de personas tienen hambre actualmente. Y si se confirman los efectos climáticos, es probable que más poblaciones sean vulnerables.

¿Cómo aliviar esta situación?

Para aliviar esta situación, una de las claves puede ser la llamada «agricultura climáticamente inteligente» (CSA). Un enfoque que ha estado llamando la atención por basarse en el desarrollo sostenible y la seguridad alimentaria. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), CSA tiene como objetivo:   

  • Aumentar la productividad y los ingresos agrícolas.
  • Adaptar y crear resiliencia frente al cambio climático.
  • Reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Según un estudio reciente, publicado en la revista PlosONE, CSA puede contribuir a reducir el hambre al mejorar los cultivos y proteger el medio ambiente. Investigadores del Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias han cuantificado por primera vez el posible impacto global de este enfoque.

Resultados asombrosos

Los resultados sugieren que la implementación de la CSA podría evitar que aproximadamente 69 millones de personas sufran el riesgo de morir de hambre en el año 2050. Para calcular, se analizaron cuatro tipos de prácticas agronómicas: labranza cero, manejo integrado de la fertilidad del suelo, uso eficiente de nitrógeno y rotación de cultivos.

Estas prácticas han demostrado la capacidad de aumentar las cosechas y mejorar la eficiencia en el uso del agua y los nutrientes del suelo. También ha contribuido a reducir las emisiones de gases.

«Somos conscientes del hecho de que la adopción a gran escala de la tecnología CSA requiere superar algunas barreras para la adopción. Y también inversiones sustanciales en la transferencia de conocimiento con la necesidad de un apoyo total de los gobiernos», dijeron Alessandro De Pinto y Nicola Cenacchi, autores del estudio.

Los interesados ​​en ampliar la capacitación en tecnologías alimentarias o en el desarrollo sostenible pueden consultar los programas de posgrado promovidos por la Universidad Internacional Iberoamericana (UNINI México) gracias a la Maestría en Ingeniería y Tecnología Ambiental.

 

Fuente: Study suggests that climate smart agriculture can boost yields, reduce hunger and emissions globally

Foto: Todos los derechos reservados