La impresión a 3D y las nuevas empresas tecnológicas nacientes

La impresión a 3D y las nuevas empresas tecnológicas nacientes

Impresion-3D

La tecnología de impresión 3D constituye un giro empresarial que algunas compañías

La impresión a 3D es sencilla y efectiva. Algunas empresas deciden que es momento de reducir su stock y trabajar bajo demanda con ayuda de esta nueva tecnología.

Actualmente existen espacios que se dedican completamente a la impresión 3D. Un ejemplo de esto es Factory Incubator, una empresa localizada en Barcelona que se dedica a fabricar los productos necesarios de empresas startups, pymes y microempresas (emergentes, de impacto medio o pequeñas empresas, respectivamente). Actualmente cuenta con 55 proyectos que realiza frecuentemente para proveer a sus compradores con productos específicos.

¿A qué se dedican las empresas 3D?

Actualmente, su desarrollo empresarial consiste en explorar productos innovadores que puedan construirse en las impresoras, detectar si el producto tendría una buena acogida en el mercado y distribuir a las empresas que los necesiten de acuerdo a la demanda del producto. Este espacio surge de la “vocación de explorar fórmulas innovadoras con tecnología 3D”, destaca Pere Navarro, delegado de la Zona Franca de Barcelona, que lidera la iniciativa junto con la Fundación Leitat.

La implantación de tecnologías 3D en la industria

«La empresa de impresión 3D crece día con día debido a su capacidad pura de innovación» constata Navarro. La impresión aditiva está cambiando, aunque no va a sustituir a todos los procesos actuales. Hay procesos que podrían ser más sencillos utilizando esta tecnología, pero existen algunos trabajos que deben seguir haciéndose de la misma manera

Se espera que, con el paso del tiempo, algunos de los procesos actuales de fábricas de vean reemplazados con este nuevo proceso de fabricación, especialmente en empresas que no tienen la necesidad de almacenar su producto en stock.

Es “una herramienta indispensable para la digitalización”, añade Roger Uceda, director de Operaciones de CIM UPC, el centro tecnológico de fabricación aditiva de la Universidad Politécnica de Catalunya, a quien se le proporcionó la primera impresora 3D que hubo en España en 1997. Las empresas ven en esta tecnología

Ventajas

Algunas de las ventajas más claras de estos productos son: Su resistencia, la agilidad de fabricación, la capacidad de personalización del producto y la posibilidad de realizar el producto por piezas si así se requiere.

Desventajas

Actualmente son pocos los expertos en el uso de esta maquinaria, por lo que usualmente es necesaria una extensa instrucción de uso antes de empezar a laburar.

 

Ante dicho problema, la Universidad Internacional Iberoamericana (UNINI México) imparte la Especialidad en Tecnologías de la Información e-Business y la Especialidad en Tecnologías de la Información e-Commerce para formar a gente instruida en las nuevas maquinarias empresariales.

Fuente: Revolución 3D

Foto: todos los derechos reservados.